HISTORIA DE UN NEGOCIO FAMILIAR

 

En el salón de la primera planta, coronada con un gran ventanal, que aporta luz y calidez al espacio, Álvaro Orihuela ha conseguido continuar con la tradición familiar dotando a la carta de modernidad y actualidad, pero sin perder ese toque distintivo que desprende la cocina tradicional.

La elaboración de los platos se realiza con el máximo cuidado del detalle, siguiendo recetas tradicionales con toques modernos y utilizando productos de gran calidad.

Bienvenido

Situe el cursor sobre las imagenes para acceder a sus enlaces